Volver arriba

El maquis

Secciones.
  1. Los maquis
  2. Ruta de la quinta agrupación
  3. El último maquis
  4. Muertos de la Guardia Civil

La memoria clandestina

El historiador reivindica la utilización indistinta del término maquis o guerrilleros: “guerrilla es un término castellano incluido en todos los idiomas, pero también el pueblo tiene derecho a elaborar sus propios conceptos y maquis es la terminología propia del lenguaje popular”.
Nos presentó a grandes rasgos su historia:

“Los maquis existieron desde el 37 al 52, aunque podemos hablar con propiedad de la existencia de la guerrilla sólo del 45 al 47. Fueron entre 5.000 y 6.000 guerrilleros de los cuales la mitad murieron en el monte, otros se entregaron o fueron capturados y fusilados y de hecho sólo hubo unos 500 supervivientes que huyeron de España.
Su historia hay que dividirla en tres fases: La época de los huidos (del 37 al 44). La fase de la guerrilla (del 45 al 47). Y los últimos años (del 48 al 52).”

Chorco de lobos

Acabada la guerra civil, Franco no intentó ninguna reconciliación, Paul Preston habla de la “política de la venganza”: hay 450.000 exiliados, 90.000 ejecutados durante la guerra y 41.000 durante la posguerra por motivos ideológicos.

El origen de los huidos es esa represión, su destino era ser ejecutados o la ley de fugas. Estaban desorganizados, huyeron para salvar la vida, apenas tenían armamento y ni siquiera una conciencia política de lo que hacían. Tenían muy difícil huir al extranjero, en Portugal la dictadura de Salazar los hubiera entregado a Franco y desde 1940 en Francia se hubieran topado con la ocupación nazi. España se había convertido en una ratonera, su situación era dramática, atrapados en un “chorco de lobos” que es como se llama en el norte de España a las trampas para cazar estos animales.

Fue la época más sangrienta en la que hubo verdaderas matanzas también por parte de los maquis como una manera terrible de defenderse y para dar lecciones en algunos pueblos.

La guerrilla

Entre el 44 y el 45 hay un salto cualitativo. La Guerra Mundial ya estaba decidida y pensaron que había llegado el momento de recuperar la libertad y la República. Es el momento de la guerrilla propiamente dicha. Y ésta es una parte de la historia del Partido Comunista de España. Es el PCE quien decide las invasiones del Valle de Arán que fracasan.

La guerrilla se convierte en un verdadero problema para la estabilización del régimen, un foco perturbador para un régimen aislado y cuyos aliados internacionales acaban de perder la guerra. En el 45 la ONU no acepta a España y en el 46 EEUU, Gran Bretaña y Francia firman un tratado de condena a Franco.

El miedo del régimen no es baladí, es un momento de cambio, de esperanza para los republicanos y en realidad es el único momento en que hubo posibilidades de cambiar el régimen.

Pero la diplomacia internacional no entiende de sentimientos. Cuando a partir del 47 se estabiliza la “Guerra Fría”, la guerrilla no tiene nada que hacer. Rusia ha recogido su parte del botín, América también, y en este último botín se incluye el apoyo al régimen franquista.

La cacería

Entre las responsabilidades del PCE, la del 47 es verdaderamente terrible. Resulta incomprensible que el PCE no iniciara en el 47 la retirada de los guerrilleros. El propio Stalin aconseja en el 48 que retiren las guerrillas, pero lo que lleva a cabo el PCE es un cambio táctico que fue un disparate, les dicen: “ahora ya no sois guerrilleros, os convertís en instructores de los campesinos.” Desde una mesa y un papel es bonito, pero en el monte eso no tenía sentido.

Estas elucubraciones tácticas las va a resolver la guardia civil aniquilando a los guerrilleros. A partir del 47 con la “ley de bandidaje y terrorismo” los montes de España se convierten en una auténtica cacería. Había ya una larga tradición de “ley de fugas” y pasan a aplicarla por todo y a todos: guerrilleros en activo, ex–guerrilleros, enlaces o sospechosos de ser enlaces, da lo mismo. Es una época de terror en la que sólo unos cuantos consiguen salvarse.

A partir del 49 se puede certificar el fin de la resistencia armada. Ya son sólo grupos que como en la época de los huidos sobreviven con una especie de fatalismo personal. En el 50, 51 y 52 atravesar España era muy difícil y si el PCE ha alardeado de tener controladas las rutas de paso debería de haber contribuido a poner a salvo a estos luchadores acorralados.

A partir del 52 ya no hay guerrilla en el monte, hay mitos, leyendas y personajes de leyenda.

La España del maquis

Levante–Aragón fue sin duda el lugar principal, de hecho guerrilla propiamente hablaríamos de esa zona que incluye Aragón, Valencia y Castilla La Mancha. La segunda en importancia fue Granada–Málaga. No sólo fueron las más importantes cuantitativa y cualitativamente, sino que pervivieron a las otras zonas. Tienen un grueso de maquis que vienen de haber participado en la resistencia con un alto grado de conciencia y organización política.

La de Galicia–León es una guerrilla muy simbólica, aquello se adelantó al “foquismo” del Che Guevara, en una zona donde casi no había habido guerra y donde las dificultades hacían imprescindible el apoyo de la población.

La otra agrupación importante fue la asturiana y es en la que más violencia se produce en las dos direcciones. El lugar favorito de la represión franquista fue Asturias, pero también los más decididos luchadores salieron de Asturias, hay una colisión enorme. Pero allí no hubo ningún tipo de organización, cada partida iba a la suya, no había una estrategia común. Había ejecuciones diarias y se convirtió en algo muy personal, en una micro–guerra civil en la que se multiplica la violencia.

Distribución geográfica de los maquis.

El último maquis

40 aniversario del último maquis. José Castro Veiga fue el último «fuxido» que falleció en una acción armada.
La Voz de Galicia – 09/03/2005

El último maquis cayó tiroteado en la ribera de Chantada hace cuarenta años.
El guerrillero, sorprendido por la Guardia Civil, murió en la mañana del 10 de marzo de 1965

(Francisco Albo | monforte)

Hacia las once y media de la mañana del 10 de marzo de 1965 -según la escueta nota que la prensa fue autorizada entonces a publicar– el veterano guerrillero José Castro Veiga O Piloto murió en la parroquia chantadina de San Fiz, cerca del embalse de Belesar, tiroteado por un agente de la Guardia Civil mientras descansaba sentado en un peñasco. Según la versión oficial, en la que se le calificó de «tristemente célebre forajido», fue conminado a entregarse, pero parece que en realidad fue atacado sin previo aviso. Poco antes había atracado a un vecino de Lamagrande, en O Saviñao, arrebatándole 15.000 pesetas «que en concepto de multa le impone el Gobierno legítimo de la República», según le explicó a la víctima. Esta acción fue la que dio pie a que se le localizase. Tenía 50 años recién cumplidos y hacía por lo menos veinte que se había echado al monte para oponerse a la dictadura franquista con las armas en la mano.

O Piloto fue el último de los antiguos guerrilleros antifranquistas de toda España que murió con las botas puestas. En su agitada biografía hay muchas lagunas y muchos puntos dudosos que quizá nunca lleguen a ser aclarados, como sucede con las de otros muchos combatientes de aquellos tiempos. Natural de Boelle de Arxemil, en el municipio de O Corgo, a los 16 años ingresó como voluntario en el cuerpo de Aviación, en Madrid. De esta etapa, en la que obtuvo el rango de cabo, le vino el apodo que conservó toda la vida. Luchó con el bando republicano en la Guerra Civil y al terminar la contienda fue apresado y condenado a treinta años de cárcel. No obstante, salió de la prisión cuatro años después, gracias a un indulto, y algún tiempo más tarde pasó a la clandestinidad. Entre 1943 y 1945 -no se sabe con certeza- se incorporó a las guerrillas que operaban en el noroeste y al principio participó en acciones armadas cerca de su localidad natal, en la zona de Baralla y Castroverde. En 1946, tras la detención de un gran número de militantes lucenses de la resistencia antifranquista, trasladó su zona de acción al sur de la provincia.

Declive de la lucha

Esta actividad guerrillera empezó a decaer en 1949, cuando el régimen franquista empieza a consolidarse en el plano internacional. Por entonces, muchas agrupaciones de la zona habían quedado diezmadas en los choques con la Guardia Civil y también por la acción de numerosos infiltrados. Ese año, una numerosa partida cayó en un enfrentamiento con la Guardia Civil en la parroquia monfortina de Chavaga. Numerosos miembros de la resistencia empezaron a tomar el camino del exilio, pero O Piloto prefirió seguir operando en el sur lucense, acompañado por un número cada vez más reducido de compañeros, hasta acabar por quedarse prácticamente solo. Sin embargo, siempre se mantuvo en contacto con otros opositores clandestinos. En medio de estas difíciles circunstancias, Castro Veiga mantuvo una larga relación sentimental con Ramona Curto, natural de de O Saviñao y conocida como Mirelle, con la que vivió oculto mucho tiempo.

Un combatiente veterano que se convirtió en un hombre a la espera

El escritor y periodista Carlos G. Reigosa, que investigó extensamente la vida de José Castro Veiga y escribió sobre él en su libro Fuxidos de sona , opina que en los últimos años O Piloto ya no podía considerarse como un guerrillero, sino simplemente como «un hombre que esperaba». Según explica, «a partir de 1950 ya no se puede hablar de una actividad militar seria en las guerrillas gallegas y tanto O Piloto como los demás que andaban en su situación se dedicaron a sobrevivir y a esperar la caída del régimen. Decir otra cosa es mitificarlo».

Reigosa señala que en esa última época, O Piloto vivía oculto en diversas casas particulares y realizaba solo unas pocas salidas al año. «A veces iba a visitar a otros activistas y otras a realizar lo que él llamaba un golpe económico para procurarse fondos. Siempre justificó políticamente sus robos, diciendo que actuaba en nombre de la autoridad republicana. Sin embargo, pasó mucho tiempo sin moverse e incluso se puso gordo. Era muy valiente y a mi parecer, prefería morir combatiendo a rendirse, pero a la vez era muy prudente al planear sus acciones », dice el escritor.

La extrema dureza con que actuaba a veces le valió una pésima reputación entre muchos vecinos las comarca de Chantada y Lemos. «Es cierto que cometió acciones muy discutibles y de una crueldad excesiva, pero hay que tener en cuenta que el cerco al que estuvo sometido era también muy cruel y violento», dice Reigosa. «Por otra parte, si pudo mantenerse oculto tantos años fue porque indudablemente contaba con muchas personas y familias que le prestaron apoyo y le guardaron una gran fidelidad, a la que él correspondió», añade.

En el terreno político, según Reigosa, O Piloto se movía un tanto por libre. «Otros guerrilleros comunistas tenían una mentalidad muy militarista, se imponían una disciplina férrea y cumplían estrictamente las órdenes aunque no estuviesen de acuerdo con ellas, pero él sólo gozó de la confianza de los jefes durante un tiempo y después tuvo muchas diferencias con los mandos de las guerrillas», señala. A este respecto, hay un rumor según el cual Castro Veiga llegó a ser condenado a muerte por sus propios compañeros. Reigosa no está seguro de que se pueda dar crédito a esta historia, pero cree que está relacionada con la tirantez que existió en cierto momento entre O Piloto y otro célebre guerrillero, conocido como Coronel Benito. «Este hombre decía haber estado con Enrique Líster en Rusia y vino a Galicia con una mentalidad muy estalinista, quierendo imponer su punto de vista por encima de todo. Algunos guerrilleros, como O Piloto, llegaron a enfrentarse muy seriamente con el Coronel Benito y los que le rodeaban», explica.

Escondidos en los desvanes

El apoyo de algunos vecinos permitió a José Castro resistir veinte años en la clandestinidad. En Sernande y Santa Uxía estaban dos de sus muchos escondites

(C. Cortés / R. Fernández | chantada)

La presa de Os Peares le estropeó uno de sus mejores escondites a O Piloto. El llenado de este embalse a finales de los años cuarenta obligó a dejar sus casas a los vecinos de la aldea chantadina de Sernande. Una de ellas era utilizada como escondite por José Castro y su grupo de guerrilleros en su primera época, la más activa. Esther González Lage es la cuñada del dueño de aquella casa, ya fallecido. Hoy se ríe recordando el apuro que pasó la noche que ella y su marido compartieron techo con O Piloto: «Me decían 'están arriba ¿quieres verlos?', pero no quise, Me impresionaba mucho aquella gente».

Este matrimonio de Chantada viajaba aquel día hacia Ourense vía Os Peares. Sus cuñados de la Casa do Barqueiro de Sernande los habían invitado a hacer un alto allí para pasar la noche. Ni ellos ni Esther sospechaban que iban a coincidir con el grupo de bandoleros -así los llamaba la prensa del régimen- más buscado de Galicia.

«Era una casa grande, tenían sitio para esconderse bien», recuerda. Aquel día ella no llegó a ver a ninguno de los bandoleros . No quiso subir al desván con su cuñado Emilio para saludarlos. Cuando ellos se despertaron a la mañana siguiente, los fugitivos ya no estaban. Se habían levantado en plena madrugada para marcharse a otro de sus refugios, la casa de otro hermano de Emilio en el pueblo de Santa Uxía do Asma, a varias horas de distancia a pie.

Llegaron tarde

Esther asegura no saber a ciencia cierta por qué sus familiares daban cobijo a estos fugitivos. «Mi marido, que como todos sus hermanos sabía lo que estaba pasando, tenía miedo por lo que le pudiese pasar a Emilio si lo descubrían. Recuerdo que decía: 'No sabe en qué lío se va a meter'».

Por suerte para Emilio, la Guardia Civil no se enteró hasta que ya fue tarde. Él y su mujer abandonaron Sernande a finales de los años cuarenta, obligados por la construcción en Os Peares de la primera central hidroeléctrica del río Miño. Cuando la Guardia Civil fue a buscarlo, él y su esposa ya habían emigrado a Venezuela. Los guardias preguntaron entonces a sus hermanos. «Mi marido Darío les dijo que no sabía nada, se fueron y ya no volvieron a venir», recuerda Esther.

Para entonces, O Piloto y los suyos ya habían encontrado otros refugios. Resistir tanto tiempo sin caer necesitaba de una amplia red de apoyos, construida sobre una mezcla de complicidades ideológicas y compromisos personales, y protegida de delaciones por el miedo a las represalias de los maquis que quedasen libres.

Uno de esos refugios era la casa de Rosa (no es su nombre real, pero esta mujer prefiere no identificarse). En 1941 se casó y se fue a vivir a casa de su marido en una parroquia ribereña de Chantada. Tenía 21 años y ningún interés por la política y dice que las razones de su esposo para ayudar a O Piloto tampoco eran ideológicas. «Fue por amistades, que te piden cosas y te meten en un compromiso», dice.

Fue Largo Caballero

El amigo que llevó a O Piloto a su casa era un hombre vecino de la parroquia de Nogueira conocido por el expresivo sobrenombre de Largo Caballero y que actuaría como enlace de la guerrilla en la zona. Los hombres de O Piloto llegaban siempre de noche y se marchaban antes de que se hiciese de día. «Nunca avisaban, unas veces llegaban nos pedían comida y se volvían a marchar al momento y otras pedían pasar la noche en casa». A veces era sólo O Piloto, y otras iba acompañado con una parte de sus hombres, en todo caso nunca más de tres o cuatro. Y nunca venía ninguno de ellos si no era con el jefe del grupo. Cuando se quedaban de noche, a la mañana siguiente ya se habían ido. En ese escondite no llegaron a pasar ningún día entero.

Rosa cree que todos en el pueblo sabían lo que ocurría. Pero nadie lo denunció, y eso que entonces allí vivían no menos de un centenar de personas.

Como en el caso de Sernande, el refugio de la casa de Rosa le duró a O Piloto hasta que el matrimonio dejó el pueblo y emigró. Ella no volvió a oír hablar de O Piloto hasta 1965, quince años después de haberlo visto por última vez. Fue cuando dieron por la radio la noticia de su muerte. Lo había matado de un tiro un guardia civil en San Fiz. El entonces forense de Chantada Luis Vázquez Álvarez, examinó el cadáver y certificó su muerte en un escueto certificado de defunción en el que como única causa del fallecimiento consta una aséptica «hemorragia cerebral».

Muertos de la Guardia Civil en lucha contra el maquis de posguerra

  • Año 1937
  • Año 1938
  • Año 1939
  • Año 1940
  • Año 1941
  • Año 1942
  • Año 1943
  • Año 1944
  • Año 1945
  • Año 1946
  • Año 1947
  • Año 1948
  • Año 1949
  • Año 1950
  • Año 1951
  • Año 1952
  • Año 1954
  • Año 1960
  • Año 1961
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
1–8–1937 José Rodríguez Montiel Ronda Teniente
21–8–1937 Florencio Martín Moreno Castroverde Brigada
21–8–1937 Ramiro González Rodríguez Castroverde Guardia Civil
28–8–1937 Raúl González Rodrigo Castroverde Cabo
15–10–1937 Francisco González Guntiñez Monforte Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
31–1–1938 Rafael Castelló Vicedo Crevillet (Alicante) Guardia Civil
17–11–1938 Florentino Ruano Ramos Areas Brigada
6–7–1938 ñ Enrique Rodríguez Pérez Monforte Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
11–5–1939 Manuel Castro Lebón Eirijalba Teniente
18–5–1939 José Martínez Unzurruzaga Paúl Guardia Civil
18–10–1939 Cosme Martín Pereda Onís Cabo 1º
5–11–1939 José García Docampo P. Pedroso Cabo
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
18–11–1940 Alonso Lucio Vaquero Villavieja Guardia Civil
26–9–1940 José Moreno González Alcaracejos Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
2–11–1941 Manuel Lais Ventoso Villamanrique Guardia Civil
12–2–1941 Pedro Gómez Arias Canedo Guardia Civil
18–11–1941 Nicasio González Arias Canedo Guardia Civil
20–11–1941 Alberto Prieto Gallego Retamar Guardia Civil
12–11–1941 José Aciego Martín Coín Cabo
15–11–1941 Antonio Franco Martín Granada Guardia Civil
17–11–1941 José Jiménez Sánchez Granada Guardia Civil
21–11–1941 Pascual Vivas Clemente D. Rodrigo Guardia Civil
21–11–1941 Manuel Gutiérrez Abalacia D. Rodrigo Guardia Civil
1–6–1941 Rogelio González Caldeira Chantada Guardia Civil
18–7–1941 Antonio Salinas Povedano Granada Guardia Civil
27–7–1941 José Dacal Val P. del Rey Cabo
21–11–1941 Jenaro Martínez Conde Valsequillo Guardia Civil
22–11–1941 José García Alonso Valsequillo Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
6–1–1942 Heliodoro Rodríguez Arroyo Barcelona Cabo
25–1–1942 Francisco García Belber Guájar–Sierra Guardia Civil
29–1–1942 Manuel Noguerol Melguizo Carbonales Guardia Civil
11–11–1942 José Pérez González Loja Cabo
28–11–1942 Rogelio Peña Rodríguez El Teso Guardia Civil
11–5–1942 Antonio Maldonado Sánchez Los Blázquez Guardia Civil
11–5–1942 Manuel León Lora Los Blázquez Guardia Civil
11–5–1942 Francisco Jerosano Alcázar Los Blázquez Guardia Civil
10–6–1942 Heliodoro Ruiz Cubillo Perazancas Guardia Civil
4–9–1942 Lorenzo García Muñoz Los Terceros Cabo
19–12–1942 José Figueroa Carballeira Los Solares Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
10–7–1943 José Martín Quesada Algeciras Guardia Civil
23–8–1943 Angel Felipe Tejada Castuera Guardia Civil
4–11–1943 Ramón Jiménez Salguero Granada Guardia Civil
25–12–1943 Antonio González Cabrera Granada Sargento
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
5–11–1944 Francisco Padial Martín Albuñuelas Guardia Civil
17–5–1944 Francisco Pantoja Cano Aldeaquemada Guardia Civil
26–5–1944 Paulino Santos Martín Pozoblanco Capitán
4–6–1944 Manuel Ponce Salvador Relosio Cabo 1º
13–6–1944 Severino Prestamo Rodríguez M. Cervantes Cabo 1º
14–6–1944 José Salgueiro Rey Retorta Guardia Civil
1–7–1944 Basilio González Escribano San Juan A. Guardia Civil
14–7–1944 José Salgado Rey Pontevedra Guardia Civil
27–8–1944 Benito Poza Casado Otívar Guardia Civil
4–10–1944 Miguel Godos de Prados Ochavagavía Sargento
5–11–1944 Francisco Mendoza Martín Asín Guardia Civil
25–11–1944 Evelio García Llorente Los Terceros Guardia Civil
28–12–1944 Pascual González Ruiz Sta. Perpetua Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
10–1–1945 Antonio Gil Ramírez Chozas Lor Capitán
23–11–1945 Crisógono Vicente López V. del Duque Cabo
2–11–1945 Rogelio Fernández Picos Tocón Guardia Civil
2–11–1945 Francisco Páez Fernández Tocón Guardia Civil
2–11–1945 Saturnino Murillo López Tocón Cabo
2–11–1945 Saturnino Núñez Murillo Salguillas Cabo 1º
9–11–1945 Manuel Gordón Castro Loureiro Guardia Civil
3–4–1945 Manuel Fuentes López El Acebo Cabo 1º
17–4–1945 Juan Villafranca Jiménez Henarejos Cabo
7–5–1945 Antonio Gómez Sales Sotres Guardia Civil
7–5–1945 Antonio González Barreiro Sotres Guardia Civil
25–5–1945 Narciso Monleón Coutell Castellote Cabo 1º
7–6–1945 Vicente Pascual Chicote Peñas B. Guardia Civil
7–6–1945 Hipólito Martín Barrios Peñas B. Guardia Civil
7–6–1945 Esiquio Aguilera Hervás Peñas B. Guardia Civil
13–6–1945 Ildefonso Navas Alonso Peguerinos Sargento
14–6–1945 Eleuterio Avila Sánchez Navas M. Guardia Civil
14–6–1945 Félix Fernández Calvo Navas M. Guardia Civil
5–7–1945 Abraham López Sánchez Loriguilla Brigada
9–7–1945 Diosdado Largo Prieto Peñas B. Guardia Civil
25–7–1945 Antonio González Ortega Benalúa V. Sargento
1–8–1945 Pedro García Fernández Colmenar O. Cabo 1º
1–8–1945 Pedro García García Alfarnate Cabo
11–9–1945 Román García Sánchez Hortigüela Guardia Civil
28–10–1945 Policarpo Cortés Salvador La Rioja Guardia Civil
28–10–1945 Juan Rodríguez López La Rioja Guardia Civil
20–11–1945 Eloy Gago Núñez Deifontes Sargento
23–11–1945 Antonio Leal Lorenzo Quentar Guardia Civil
14–12–1945 Félix Cava Moreno Torrejón R. Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
2–12–1946 Francisco Ceballos Jiménez Plasencia Guardia Civil
3–12–1946 Félix Luján Izquierdo La Joya Guardia Civil
3–12–1946 Mariano Berlanga Ruiz La Joya Guardia Civil
3–12–1946 José Espárrago González La Joya Guardia Civil
12–12–1946 Miguel Martínez Hernández Cabanillas Guardia Civil
12–12–1946 Pablo Fresnillo Peña Cabanillas Guardia Civil
17–12–1946 Valentín Rincón Peñalba Villarejo Guardia Civil
26–12–1946 César Rubio Pérez Fuente Tójar Guardia Civil
26–12–1946 Claudio Fuentes Alfonseda Fuente Tójar Guardia Civil
15–1–1946 Francisco Holgado Sanz Pola de Siero Guardia Civil
15–1–1946 Benedicto López González Pola de Siero Guardia Civil
5–11–1946 Antonio Manuela Ruiz El Póker Cabo 1º
5–11–1946 Juan Parreño Laguía El Póker Guardia Civil
5–11–1946 Miguel Alvarez Castaño El Póker Guardia Civil
13–11–1946 Eugenio Gavilán Carrasco Campo Fenero Guardia Civil
13–11–1946 Juan Mañas Cruz Campo Fenero Guardia Civil
16–11–1946 Daniel González Conde Alfalar Guardia Civil
31–11–1946 Ponciano Barrado Fernández Granja T. Guardia Civil
1–3–1946 Ángel Burgueño Calleja Pozoblanco Guardia Civil
16–11–1946 Crisógono López Santacruz Espiel Cabo 1º
22–1–1946 Mariano Paniagua Serrano Marmolejo Guardia Civil
23–11–1946 José Belmonte García Joya Santos Guardia Civil
31–11–1946 Angel Larco Alfonso Porriño Guardia Civil
9–4–1946 José Rodríguez España Monte Cubeiro Guardia Civil
12–4–1946 Aquilino Pozo Sanz Loja Guardia Civil
25–4–1946 José Codón García Bañolas Guardia Civil
8–5–1946 Pablo González Chico Zalamea R. Guardia Civil
27–5–1946 Antonio Espiritusanto Cobielles Villalegre Cabo
24–6–1946 Pedro Martínez Carricondo Almería Teniente
27–6–1946 Manuel Ibáñez Blanco Currelos Guardia Civil
27–6–1946 Ramón Siloela Fuente Currelos Guardia Civil
27–7–1946 Pedro González Ataza Granada Guardia Civil
5–8–1946 Antonio Delgado Ariza San Pedro Guardia Civil
27–8–1946 José Lorente Jiménez Loja Guardia Civil
7–9–1946 Antonio Sánchez Moreno C. del Buey Guardia Civil
9–9–1946 Ramón Domínguez López Santander Guardia Civil
15–9–1946 Emilio Leyton Gómez Oria Guardia Civil
22–9–1946 Antonio Parga Benito C. Castañar Guardia Civil
11–10–1946 Manuel Mechón Jiménez Alhama Al Guardia Civil
17–10–1946 Manuel Rodríguez Paz Casa Mira Guardia Civil
28–10–1946 José Rodríguez González Valsequillo Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
11–1–1947 Rafael Martínez Feria Escandón Guardia Civil
20–1–1947 Gregorio Fernández Rodríguez Madrid Guardia Civil
20–1–1947 José Gómez Martínez Madrid Guardia Civil
27–1–1947 José González Brito Burgo de Ebro Guardia Civil
1–11–1947 Dionisio Alcarria Ruiz Mira Guardia Civil
17–11–1947 Casimiro Parga Rodríguez Musdadas Guardia Civil
26–11–1947 Diego Hernández Ortiz Almuñécar Guardia Civil
26–11–1947 Ángel Segura de la Torre Almuñécar Guardia Civil
3–11–1947 Froilán Briz Ortega Los Berrios Brigada
18–11–1947 Francisco Muñoz Alberto Valencia Guardia Civil
18–11–1947 José Serrano Serrano Castellote Cabo 1º
8–11–1947 Basilio González Llano Llanes Guardia Civil
17–4–1947 Sergio del Río López Navahermosa Guardia Civil
22–4–1947 Manuel Macías García Cabra de Mora Guardia Civil
17–5–1947 Angel Martínez Muñoz Navahermosa Guardia Civil
3–6–1947 Maximiano Cuesta Suárez Villaviciosa Sargento
8–6–1947 José Velasco Vázquez Almadenejos Cabo 1º
13–6–1947 Ricardo Molina Gil Castell Guardia Civil
17–6–1947 Sebastián Rodríguez Hernández Castellote Cabo 1º
23–6–1947 Lisardo Sánchez López Almería Guardia Civil
23–6–1947 Francisco Soriano Molina Almería Cabo
8–7–1947 Adolfo Rodríguez Polo Riela Cabo 1º
12–7–1947 Eduardo Torre Fernández Los Chozones Guardia Civil
13–7–1947 José Expósito Millán Morella Cabo 1º
13–7–1947 José Rodríguez Luque Orgiva Guardia Civil
13–7–1947 Antonio Nogueras Jiménez Orgiva Guardia Civil
18–7–1947 Víctor Alegre Ceced Nogueruelas Guardia Civil
19–7–1947 Domingo Enrique Rodríguez La Tejeira Guardia Civil
21–7–1947 Blas Díez Abramo Carracedo Cabo 1º
27–7–1947 Antonio Martín González Cómpeta Guardia Civil
27–7–1947 José Viñuelas Perise Herrería Guardia Civil
31–7–1947 Manuel Sobrino Vázquez Pazos Guardia Civil
3–7–1947 Miguel Alonso Segovia C. Prim Guardia Civil
19–7–1947 José Collado Mañero R. Torrox Guardia Civil
31–7–1947 Francisco Morales Rodríguez Motri I Teniente
6–9–1947 Manuel Camiña Sueiro El Penedo Guardia Civil
12–9–1947 Juan Aya Oliva Asturias Guardia Civil
28–9–1947 José Rosco Vila M. del Valle Sargento
28–9–1947 José Ruano Pascual V. del Marqués Sargento
9–10–1947 Pedro Salgado Romero Tomelloso Guardia Civil
10–10–1947 Orencio González Revilla Nerja Guardia Civil
10–10–1947 Francisco Bernal Bernal Nerja Guardia Civil
19–10–1947 Cosme Martín Valero Cangas de Onís Cabo 1º
19–10–1947 Felipe Cantabrona Orbamano Cangas de Onís Guardia Civil
20–10–1947 Miguel Alvarez Breira Flor del Rey Guardia Civil
31–10–1947 Secundino Fernández Meneses Tragacete Guardia Civil
6–11–1947 Vicente Valencia Tarazaga Beceite Cabo 1º
6–11–1947 Román García Gayol Cintorres Guardia Civil
10–11–1947 Braulio Calle Crespo Serillena Cabo 1º
15–11–1947 Atilano Rivas Mounelo Gijón Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
8–1–1948 José Pérez Amat Los Pollos Guardia Civil
21–1–1948 Manuel Luque Caballero Cártama Brigada
21–1–1948 Alfonso Esparza Cruz P. Arenoso Guardia Civil
4–11–1948 Isidoro López Sierra V. de Huelma Sargento
8–11–1948 Latino Ramos Montero Cuenca Guardia Civil
8–11–1948 Julián Villanueva Gallego La Yesa Guardia Civil
9–11–1948 Blas Sánchez Gómez Cares Guardia Civil
19–11–1948 Vidal Rivas Vela San Agustín Guardia Civil
19–11–1948 José Campillo Martín Tamarite Cabo
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
7–1–1949 José Fernández Domingo Asturias Cabo 1º
14–1–1949 José Hernández Lucas Campo de Caso Cabo
29–1–1949 Alejandro Padilla Jiménez Santaella Guardia Civil
8–2–1949 José Casas Reboredo Aréis Guardia Civil
22–11–1949 José Torres Santiso Portazgo Teniente
18–11–1949 Francisco Piñel Esteve M. del Valle Capitán
19–10–1949 Ramón Pérez Casas Cerdido Guardia Civil
3–5–1949 Antonio Guerrero García Cardeñas Guardia Civil
4–7–1949 Isidoro Pérez Herrera Rocafort Guardia Civil
27–7–1949 Vicente García Jiménez Cómpeta Guardia Civil
27–7–1949 José Peña Osto Tejeda Guardia Civil
19–8–1949 Juan Acedo Rivera Cómpeta Guardia Civil
19–8–1949 Diego Capitán Cruz Cómpeta Guardia Civil
30–8–1949 Salvador Belmonte Llorente Requena Sargento
30–8–1949 Manuel Martínez Vázquez Albás Guardia Civil
17–9–1949 Antonio García Reyes Cómpeta Guardia Civil
17–9–1949 Antonio Toribio Tejada Cómpeta Cabo
9–10–1949 José Vinuesa Badía Rosell Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
14–1–1950 Ramón Barrero Prieto Escúzar Guardia Civil
15–1–1950 Francisco Varela Casas Loja Guardia Civil
8–11–1950 Donato Herrería Hernández Baza Guardia Civil
18–11–1950 Eduardo Fernández González Cázulas Cabo 1º
18–11–1950 Francisco Magariños García Cázulas Guardia Civil
18-111-1950 Emilio Sánchez Gómez Cázulas Guardia Civil
29–10–1950 Fernando Ballenilla Fajardo Alberique Teniente
29–10–1950 Francisco Calleja Buigues Alberique Comandante
1–5–1950 Juan Vázquez Martorell Burdilla Guardia Civil
18–5–1950 Daniel Santos Soldado Loja Guardia Civil
18–5–1950 José García Fernández Loja Guardia Civil
18–5–1950 José Ramos Serrano Loja Guardia Civil
29–5–1950 Luis Sánchez Fernández Carracedo Guardia Civil
27–10–1950 Alvaro Martínez Atance Alhama G. Sargento
27–10–1950 Antonio Martínez Martínez Alhama G. Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
15–1–1951 Manuel Cambarros García Corporales Guardia Civil
19–10–1951 Antonio Olmo Gutiérrez Otívar Guardia Civil
11–5–1951 Manuel Barba Piedra Alhama G. Guardia Civil
10–6–1951 Gabriel Lanzas Poyatos Requena Cabo 1º
26–11–1951 Diego Fernández García Las Torres Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
9–11–1952 Cesáreo Díaz Pérez La Regueira Guardia Civil
5–5–1952 Antonio Moreno Cumplido Escuarelas Guardia Civil
15–5–1952 Andrés Romero Salgado Titaguas Guardia Civil
26–10–1952 Alejandro Rey García Nogueruelas Guardia Civil
26–10–1952 Blas Peñas Alvarez Nogueruelas Guardia Civil
26–10–1952 Julián Castelblanque Nogueruelas Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
3–6–1954 José Beas Martínez Fene Guardia Civil
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
3–1–1960 Francisco Fuentes Fuentes Gerona Teniente
FECHA DE SU MUERTE NOMBRES ORIGINAL DE GRADUACIÓN
9–8–1961 Luis Moreno Ortega Iralia Guardia Civil